Los Auto Cines

Los Auto Cines

Los Auto Cines

Los autocines son un elemento común en cualquier pelicula americana ambientada en América de los años 50 y 60. ¿Quien no tiene en su retina una imagen de una pareja dentro de un coche y con una pantalla gigante de cine en el fondo? No hay persona que no recuerde alguna de las escenas en un autocine de la archiconocida pelicula Grease.

 

Los Auto Cines

Los Autocines surgieron por primera vez en EEUU de la mano de Richard M. Hollingshead, quién construyó el primero en New Jersey, dando solución a las familias numerosas que no podián afrontar el pago de todas las entradas para el cine, ya que en este autocine solo se pagaba una pequeña entrada por coche y por persona. Estos cines consistían en una pantalla gigante, que podía estar fabricada sobre diferentes superficies como una simple pared pintada de blanco, y una explanada con plazas delimitadas en la que aparcaban los coches. el sonido de las peliculas inicialmente provenía de los propios altavoces de la pantalla.

Los Auto Cines

Con el paso de los años y a medida que la popularidad de estos Autocines aumentaba y estos proliferaban a lo largo y ancho del país,  el sistema de audio fue evolucionando, pasando de un altavoz individual que se colgaba de la ventanilla del coche y iba conectado a un poste situado al lado de cada coche, hasta llegar al sistema de AM o FM, mediante el cual se sintonizaba una emisora en la radio del coche y por ahí se pasaba el audio de la pelicula. Este sistema permitió poder disfrutar de las peliculas en estéreo y alta fidelidad.

Rápidamente este tipo de cine se convirtió en el lugar predilecto de las parejas adolescentes ya que dentro del cine podían disfrutar de la privacidad de su vehículo. La oscuridad del entorno y el género predomintante de las peliculas de la época, el terror y la ciencía ficción, propiciaban un climax ideal para los arrumacos. De hecho en EEUU se dice que uno de cada cuatro Estadounidenses de la década de los 50 fue concebido en un autocine.

No podemos entender la evolución de los autocines sin hablar de la evolución y auge de la industria del automóvil y cinematográfica, ya que crecieron de la mano, y la propia evolución de la industria cinematográfica fue la que acabo condenando a estos cines, tan adorados por los nostálgicos de los años 50. Este tipo de cines llegó alcanzar en su época de máximo apogeo un número de hasta 4000 locales, pero con la aparición de la televisión en color y el desarrollo en general de la industria cinematográfica que propició la aparición de peliculas disponibles para alquilar, reproductores de video etc, sumado al hecho de que cada vez la tierra era más valiosa por el incremento de la economía de bienes raices, el autocine comenzó a perder popularidad hasta el día de hoy, a pesar de los intentos de los empresarios del sector. Hoy en día, no más de 500 autocines operan en EEUU.

Los tiempos cambian con el desarrollo de las nuevas tecnologías y de la mano con ellas van apareciendo nuevas tendencias y nuevas industrias. La época de los Autocines ya pasó, al igual que la época de los Diners Americanos y de bailar alrededor de una Jukebox. Esos días ya no volverán.  Pero los nostálgicos de esa época podemos disfrutar de la nueva tendencía de lo Retro y lo Vintage, que gracias a webs como www.thecrazyfifties.es cada vez están más cerca de todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *